La salud mental de adultos en Santa Coloma


Pronto se cumplirán casi dos años, desde que se hiciera pública la decisión de trasladar el Centro Especial de Salut Mental, Martí i Julià, de su ubicación actual en la calle Lluis Companys (por las deficiencias que presenta el edificio respecto a la normativa legal en materia de prevención y riesgos laborales y la finalización del contrato de alquiler en Diciembre de 2017) al recinto de Torribera. Esto se consiguió evitar gracias a la movilización y los contactos desarrollados desde la creación de esta Comisión, con las Instituciones implicadas y las familias con personas atendidas en en dicho equipamiento de Salut Mental.

Desde entonces, se han ido produciendo pequeños avances que obligan a Ayuntamiento de Santa Coloma, Consejeria de Sanidad de la Generalitat y Fundación Parc Salut Mar, a mantener y mejorar la atención en salud mental de la población colomense, como solicitaba la moción aprobada por el pleno municipal el 26 de Junio de 2017. En concreto, éstas eran las demandas:

Por un lado, l traslado al local del ICS en la calle Irlanda de las consultas médicas, donde realizarán sus visitas los psiquiatras y psicólogos; no obstante se nos informa que hasta finales de Junio no se llevará a cabo su puesta en funcionamiento. La ubicación del Servicio de Rehabilitación Comunitaria desde el cual se lleven a cabo la mayoría de  talleres y terapias con los usuarios, en otro local.

Tras vagas informaciones recibidas sobre el lugar donde se ubicaría, reclaman una mayor información y participación las familias y usuarios sobre este espacio: dimensiones, luz, dependencias que ha de contener y actividades a realizar. Sin que hasta el momento, haya aparecido el local que satisfaga las reivindicaciones de usuarios y familias y las necesidades el proveedor de la atencion a la salut mental y adicciones plantea.

Lo cierto es que a partir del 30 de junio cierra el “Martí i Julià”, y la población afectada no contempla el traslado del SRC a  Torribera, como ya manifestó en su momento tanto a la Administración local como a la Fundación Parc Salut Mar,  a pesar de que solo un 2,5% de los más de 2.600 adultos que visita el CESMA, sigue terapia psicosocial comunitaria.

Por otro lado, se demandaba la creación de la línea de transporte público B82, para acceder a  Torribera donde se encuentra el CAEM y los diferentes servicios con que cuenta: Hospital, residencia, CAS, etc., ha supuesto una mejora importante para la población usuaria y sus familiares, pero todavía falta cubrir este trayecto durante el fin de semana, para dar por cumplida esta demanda.

Hemos de pensar que una de cada cuatro personas sufrirá un problema de salud mental a lo largo de su vid; por eso, debemos procurar que el problema, que actualmente afecta a todos los segmentos de edad y género de la población, disponga de los medios previstos en nuestra ciudad. Las políticas de recortes practicadas, muestran sus efectos en la atención de salud mental y adicciones.

Se confía que estas demandas son compartidas por la mayoría de la población; por eso, pienso que nuestra alcaldesa, gobierno municipal y grupos municipales, debieran trabajar conjuntamente con  la población afectada para alcanzar estos objetivos, tal y como ya se ha hecho con otras reivindicaciones en Santa Coloma.

 

Santiago Tornero

 


Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *